Niños creativos en acción

Hola niños misioneros hagamos nuestro saludo de la Infancia Misionera, cada vez que ingreses a esta página (Nombre, lugar que etapa estas en la IM) y para darnos tus comentarios sobre tus ideas mágicas, más creativa para enseñar a otros niños misioneros en el mundo.  Empezamos con nuestro saludo: 

P: "Los niños del mundo...

R: ....................."

Un rincón de la escuela o colegio, abandonado donde sólo se acumula el povo
Un rincón de la escuela o colegio, abandonado donde sólo se acumula el povo
Unas latas de refresco vacias
Unas latas de refresco vacias
Afiches y revistas del año pasado
Afiches y revistas del año pasado
Un niño triste y solitario
Un niño triste y solitario
Limones que están un poco verdes todavía
Limones que están un poco verdes todavía

A un equipo de niños de Infancia Misionera se le ocurrió utilizar la "Magia Misionera" y transformar lo que encontraron. Así:  


    Lo primero fue dividirse en grupos de trabajo. Unos fueron con la asesora del equipo, a hablar con el director de la escuela, le contaron la idea que tenían y él les dio su aprobación. Otros fueron al abasto de Joao, y a la ferretería; luego cada uno trajo de su casa lo que faltaba para poner a funciona  el plan..


     Dejemos que Luis nos explique todos los detalles... (Luis pertenece la IM del trigo maduro del Venezuela)   

 

1. Nos reunimos en los recreos y después de clases; así el "rincón" empezó a cambiar; lo barrimos, le dimos una buena mano de pintura, y le pusimos un bombillo nuevo. 


2. Limpiamos y forramos las latas, así las convertimos en alcancías misioneras.


3. Recortamos los afiches viejos y preparamos una decoración original: una cruz de muchos colores, una estampa de La Virgen rodeada con todos los rostros de niños que encontramos en las revistas, unas letras bien grandes que dicen: RINCON DE LA INFANCIA MISIONERA.


El director se contagió con nuestro entusiasmo y nos consiguió una mesa grande. un estante con llave, y un banco largo, donde cabemos bien.  


4. Le preguntamos al niño triste y solitario, por qué estaba así y descubrimos que Luis ( este es su nombre) se sentía mal por ser nuevo en el colegio y no tener amigos, lo enrolamos en I.M. y ahora está super feliz y es muy divertido.  

Preparamos invitaciones para cada grado del colegio y con toda formalidad, cantando el himno de la Infancia Misionera, a todo pulmón, inauguramos EL RINCON DE LA INFANCIA MISIONERA.


5. Para el día de la inauguración, los limones ya estaban maduritos, entonces con el azúcar de Joao, preparamos una limonada misionera que le hizo arrugar la nariz a más de uno. La vendimos toda y llenamos las alcancías misioneras. Ya nuestro 

 

 

1.      Nos reunimos en los recreos y después de clases; así el "rincón" empezó a cambiar; lo barrimos, le dimos una buena mano de pintura, y le pusimos un bombillo nuevo.  

Escribir comentario

Comentarios: 0