Misioneritos en acción.

1.- Jesús Crucificado Y Pablo Convertido

 

Cristo, el Señor, crucificado Iluminando la escena desde el corazón de Pablo. “Vivo yo, pero no soy yo, es Cristo quien vive en mí” (Gal 2,20 ) Cristo desde el Corazón de Pablo se hace “ignorancia para los sabios griegos y escándalo para los judíos” (1 Cor 1,23). 

 

     a) Los medios de comunicación más avanzados, en manos de los niños, se convierten en los “nuevos aerópagos” del mundo.

 

      b) Los “aerópagos” con los que soñó el gran Papa Juan Pablo II. Con la T.V. con miles de emisoras de radio y millones de micrófonos y con sopotocientas computadoras, imposible de calcular en nuestro mundo globalizado.

 

2.- Por si fuera poco, un “carricito” de I.M.

 

Muy acomodado, visera torcida y tecleando en su flamante laptop (computadora portatil, porsia) se pasea por el teclado, enviando mensajes parecidos a los de Pablo, a todos los chamos del mundo y hasta a los viejitos que les queden arrestos y la gracia de Dios les ayude y se santifiquen de una vez antes de dejar el pelero en este mundo. Ese niño, con su pinta disimulada de malandro, nos está enseñando, ni más ni menos, que los super-famosos 4 viajes de San Pablo por mar y tierra para predicar a Cristo y a Este crucificado, con el cual se identificó después que le tumbaron del caballo. El chamo con sus “panas” tienen su página WEB y todos ellos le meten el coco y pasean por los cinco o seis (los que sean) continentes del mundo, el espíritu misionero, acompañando el tremendo esfuerzo evangelizador de la Iglesia Universal. El mismo Pablo, años más tarde, aconsejaría a otro convertido por él al cristianismo: “Toma parte en los duros trabajos del Evangelio con la fuerza de Dios” (2Tim1,8-9)

 

3.- La de más arriba

 

(nos referimos a la chamita coqueta y espelucada del micrófono y el carrete de película), esa sí es verdad que quiere ser ella sola un aerópago completo y habla de Cristo y de San Pablo con todo lo que carga encima; habla con los ojos, la sonrisota y hasta ¡no faltaba más! con el gancho del pelo, super-fashion. La alegría es uno de los dones del Espíritu Santo. El se lo regala a manos llenas a las misioneras y misioneros del mundo porque es su carnet de identidad.

 

c) Los micrófonos y las películas no es que abunden en los centros de Misión, pero como la Palabra de Dios tiene que resonar hasta en “el último rincón del mundo” por mandato del mismo Cristo, pues ahí lo tienen.

 

d) Lo de la película con los episodios de la vida de San Pablo, cuadro por cuadro, no me digan que no es original, instructivo y hasta conmovedor, desde la cárcel del Apóstol ya viejito, pasando por el naufragio super horrible y en cual no “pelaron gajo” todos por no echarle a perder los planes al mismo Dios, que quería a Pablo para mayores cosas.! Y Dios hace uno de los milagros más grandes de su vida, eligiéndole como el ¡Apóstol de los gentiles! Dios sabía lo que hacía (“Vaso de elección”).

 

e) La factura que le iba a pasar Papa Dios al de Tarso fue justa medida de acuerdo al ensañamiento que tuvo con sus más pequeños hijos a quienes el Espíritu Santo hacía muy poco que los había sacado del cascarón de la Ley de Moisés y los había bautizado a todos en la famosa, histórica y macromilagrosa fiesta de Pentecostés.

 

4.- Por los vientos que soplan, el chamo camarógrafo

que enfoca  directamente al corazón de Pablo, si no apaga la cámara de TV, tendrá la oportunidad de grabar hasta el fin del mundo con todas sus consecuencias...

 No obstante  

  “CRISTO ES EL MISMO, 

AYER,  HOY Y SIEMPRE” (Heb 13,8 )