Cuentame tu experiencia Mariana y yo te contare la mía

Mi experiencia con la madre de mi Señor:

 

Me recuerdo a mi mismo, un día de mi vida, se puede decir el peor día de mi vida y dolorosa, fue un sábado como cualquier dia, que me estaba preparando para salir del trabajo, sucedió algo injusto y doloroso eso fue en el 2001, y eso fue el pretexto que cambio mi vida para siempre poniéndome en las manos de la Madre del Señor y Madre mía. 

 

Fue un viernes que comenzó el gran problema para llegar a lo peor para acabar mi vida finalmente. El viernes por la noche, hubo un problema con mi hermana, en la cual no tuve la culpa en nada y no sabía porque surgió el problema. Me fui a mi cuarto a llorar sin pensar en Dios y en nadie solo pensaba desaparecer para evitar muchos problema a los demás. 

 

El día siguiente me preparaba para irme al catequismo ya que era catequista en un colegio de mi ciudad, mi madre me dijo que quería hablar conmigo sobre el problema que surgió en la noche de ayer y yo medio triste y molesto le dije que no deseaba hablar porque me culpaban de algo que no hize, mi madre se molesto más y me dio una paliza yo me fui muy triste asi al catequismo pero antes de llegar al colegio alguien me dijo que las hermanas religiosas supuestamente habían descubierto "mi pecado" y cuando llegue comenzaron a criticarme diciendo que le sacerdte dio la ordén que me retire del catesismo y de la Iglesia comenzaron decirles a todos sobre mi y lo peor que me cerraron las puerta de toda pastoral.

 

Eso fue peor para mí, que me cierren las puerta de la Iglesia y de Dios y más triste que me puse y decepcionado que antes de ayudarme a salir de "mi pecado" fueran ellas las primeras que me criticaron y me hundieron del dolor que tenia y yo ya no quería saber nada de la Iglesia y muchos menos de Dios.

 

Entonces me fui en ese momento a trabajar; toda la tarde en el lugar de trabajo estuve llorando tratándome mal, la Doctora del Lugar me llamo para que le ayudara hacer un control de la mercadería en el laboratorio. La doctora me dejo por un momento, creo que más o menos fue 1 hora, encargado del lugar; después vino y me agradeció por la ayuda que le hize y me toco volver a mi puesto de trabajo. 

 

Llegando la noche, la hora de salida me llevaron a la oficina de mi jefa para comunicarme que se había perdido un dinero en el laboratorio y que yo tenía que devolverlo antes que llamara la policía... me toco decirle que yo era inocente de ese robo y igual no me creyeron. Me fui a una parte oscura del lugar a llorar (no se imaginan como yo estaba de tantos problema del mismo día) y unos minutos después vino el capataz, supuestamente a apoyarme, en ese momento me dice que quiere apoyarme del problema que tengo pero primero debo tener intimidad con él, sino tendré más problema y le dice a la jefa que llame rápidamente a la policía. Mi respuesta fue lógicamente negativa y me fui del lugar, mas tarde llego la policía para llevarme.

 

Suplique y llore diciendo que yo no fui y que no había cogido ningún dinero, aunque los compañeros de trabajo quería apoyarme, ellos tampoco creían de mi inocencia solo mi enamorada pero igual no podía hacer nada para ayudarme, esos momentos llego la Doctora para aclara el problema, diciendo quien realmente era el ladrón del lugar y se lo llevaron a la cárcel (el capataz), la jefa me pidió disculpa pero eso no fue suficiente para mi... Ya que eran 12:30 pm de la noche y el bus del lugar vino a recorrernos para llevarnos a nuestros hogares, cuando ya tuvimos ya en la ciudad en el centro, me baje para caminar a mi casa, aunque faltaba una buena distancia a mi hogar, aunque está lloviendo y se había apagado las luces de la ciudad y lo peor que era medio peligroso no me importaba solo quería estar solo y morirme. 

 

Caminando y caminando hasta llegar a mi casa, la mente me atraída muchos pensamiento negativos y las cosas que me paso todo el día y todos los diás de mi vida, pero más dolor era que las religiosas y el sacerdotes fueron los primero que me cerraron las puerta, antes de aconsejarme y ayudarme fueron que me condenaron (diciendo que aparte de "mi pecado", yo era un loco). Llegando a la casa empapado, busque veneno y me tome toda la funda. En ese momento me arrepentí y pensaba en el dolor de mi madre y de mi familia por que iba a causar mucho dolor por causa mia y lo peor, el gran pecado que estaba haciendo antes Dios y la condenación que iba sufrir por todo mi eternidad. Me arrodille pidiendo perdón, cuando cae suelo con mucho dolor estomacal, muy cerca de mi, estaba una estampita de la virgencita de las medallas milagrosa que estaba media sucia y manchada  la recogí y le suplique que me ayude. Lo último que me acuerdo que le di un beso y me desmaye.

 

Al día siguiente, me levante y pareció que no sucedió nada de lo que hice le pedí gracias por el milagro que me hizo y le prometí que seria fiel a su hijo amado y le dije que me acepte como su ahijado, en ese momento me puse en las manos de la Madre de mi Señor. Le conté a mi madre lo que hice esa noche cuando llegue y mi madre me dio una buena paliza pero no me importo y me dio un abrazo diciendo que me ama y si ella me dice algo es porque me quiere ya que soy su hijo.

 

A la virgencita le prometí ser un misionero para toda mi vida, y me fui de mi ciudad a cumplir esa promesa, hasta ahora sigo siendo misionero de Cristo y María. No me importa que las religiosas o personas  me critiquen, hablen de mi en mis espalda, cada vez que yo llego a la Iglesia de mi ciudad. Ahora soy hijo, ahijado de la madre de mi Señor y ella es mi madrina espiritual y le debo la vida. Por el milagro que me hizo en darme la vida nuevamente para servirle fielmente a Cristo.

Nota: La Madre de la humanidad estado desde dia acompañandome y librendome de algunos accidentes. 


"Es mejor agradar a los de Dios que agradar a los ojos de los hipócritas". 1 Gal 10

¿Has tenido experiencias con la Virgen María?... Cuentanos:

Escribir comentario

Comentarios: 0