"Yo soy la servidora del Señor; Hágase en mí lo que has dicho"

María es la mujer llena de gracia, la preferida del Señor. Ella hizo alianza de amor con Dios y le será fiel durante toda la vida. Es llamada gratuitamente por Dios, pero en su vocación supo responder fielmente al amor que Dios derramó en su corazón.

 

Texto Biblico:

 

"En el sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una joven virgen que vivía en la ciudad de Galilea llamada Nazareth, y que era prometida de José, de la familia de David. Y el nombre de la virgen era María. Entró el ángel a su presencia y le dijo: Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo. María quedó muy conmovida por lo que veía, y se preguntaba qué querría decir ese saludo. Pero el ángel le dijo: No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios. Vas a quedar embarazada y darás a luz a un hijo, al que pondrás el nombre de Jesús. Será grande, y con razón lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios le dará el trono de David, su antepasado.

 

Gobernará por siempre el pueblo de Jacob y su reinado no terminará jamás. María, entonces, dijo al ángel: ¿Cómo podré ser madre si no tengo relación con ningún hombre? Contestó el ángel: El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del altísimo te cubrirá con su sombra; por eso tu hijo será Santo y con razón lo llamarán Hijo de Dios. Ahí tienes a tu parienta Isabel: en  su vejez ha quedado esperando un hijo, y ya está en el sexto mes del embarazo.

 

Para Dios, nada será imposible. Dijo María: Yo soy la servidora del Señor; Hágase en mí lo que has dicho. Después de estas palabras, el ángel se retiró" (Lucas 1,26-38).

Comentarios:

 

El SÍ de la Virgen María al Ángel Gabriel fue el SÍ al beneplácito del Padre Dios para que su Hijo Jesús se hiciera hombre en su seno. Este SÍ tiene una gran importancia en la historia salvadora, porque el acontecimiento de Jesús que fue concebido por María en forma virginal es la salvación universal de todos los hombres y mujeres que han existido y que existirán.

 

Este misterio la Iglesia lo celebra el día 25 de marzo: es decir 9 meses antes de Navidad. También lo celebra durante el Adviento, es decir las cuatro semanas que preparan la fiesta de Navidad.